viernes 01 de marzo de 2024 - Edición Nº1913

Triatlón | 22 ene 2024

Uruguay

Fiesta en la playa: atletas rioplatenses vivieron una experiencia única e inigualable en Atlántida y dieron el puntapié inicial del triatlón en Uruguay

El calendario del triatlón uruguayo comenzó a desandar su camino en la temporada 2024. La calurosa y espléndida ciudad de Atlántida recibió a más de 200 atletas rioplatenses, que buscaron con uñas y dientes quedar en los primeros puestos. Los rayos potentes del sol y las ráfagas de viento refrescantes, los otros actores de un circuito tan desafiante como motivador.


El típico calor de enero en el Río de la Plata se hizo sentir en las calles de Atlantida, el lugar de partida del calendario uruguayo del triatlon. El domingo, los atletas de las tres categorías (standard, sprint y promocionales) se congregaron desde muy temprano a la altura de la prefectura de Canelones para vivir in situ la previa a la carrera. Ya en las filas de retiro de pulseras comenzaba a notarse la alegría despampanante de aquellas personas que, por hobby o profesionalismo, querían acción.

A escasos metros de la prefectura, la inmensa playa recibió a sus participantes, enamorados ante la tranquilidad del Río de la Plata y la temperatura perfecta de sus aguas. El silbato expulsó su característico sonido a las 9 am y las más de 200 almas se metieron de lleno en la primera parte del circuito, alentadas por amigos, familiares y vecinos que presenciaron semejante evento.

La aventura acuática constó de 1,5 km en la categoría standard. La experiencia de muchos atletas favoreció para realizar con creces el primer objetivo, pero otros tantos, con espíritu amateur e incluso debutando en el deporte, llegaban perdidos a la orilla,  quedando descalificados automáticamente. Sin embargo, una gran masa continuó trayecto, las bicicletas recibieron a sus dueños y la emoción se duplicó.

Los triatletas de todas las edades desplegaban sus atributos en la segunda disciplina (40 km de ciclismo). Las subidas y bajadas de la ciudad, enemigos inseparables en todo el trayecto, aunque el aliento del público constante en cada una de las vueltas retorcía esas dificultades e inyectaba únicamente energía. 

Ya en la tercera etapa (10 km de running), los participantes, con el escaso aire que les quedaba, corrieron por las calles de Atlántida, visitando cada uno de los lugares característicos y topándose con aplausos de conocidos y desconocidos. Y en un momento dado, pasadas las 2 horas, arribaron los primeros valientes competidores, que dejaron sangre, sudor y lágrimas por todo el circuito.

Bruno Festorazzi, del equipo Koru de Montevideo, cruzó la meta en primer lugar en la categoría standard bajo un tiempo de 2 horas 2 minutos 45 segundos. Luego de varios abrazos y felicitaciones, el campeón de la última temporada dialogó con Rugido Sagrado y expuso los argumentos por los cuales resultó vencedor: "Me sentí muy bien en toda la carrera. En el agua estuve un poco incómodo, pero en la bicicleta y en el running saqué diferencia. El triunfo es importante, ya que no suelo tener buenos comienzos de temporada. Intentaré seguir por este camino”.

En relación a la rama masculina, Santiago Sierra (quien lideró gran parte de la competencia) concluyó en 2º lugar en categoría standard (2:04:49) al tiempo que Mathias Vazquez terminó 3º; Santiago Aldao, uno de los grandes candidatos en la previa, se llevó a su casa el 4º puesto (2:06:53). Por otro lado, Martin Vargas consiguió la corona en la categoría sprint (1:24:50).

Varios minutos más tarde comenzaron a llegar las mujeres al arco de llegada. La primera de ellas fue la joven Julieta La Cruz, quien se coronó en categoría sprint gracias a un tiempo de 1:19:46. Curiosamente, el triunfo no era un objetivo en la previa. De la siguiente manera, la oriunda de Maldonado retrata el momento del domingo: Estoy retomando el triatlón después de un tiempo. Obviamente disfruté la carrera, hice lo que tenía que hacer y gané, pero no me lo esperaba sinceramente”. Y agregó: “El agua estuvo muy calma y el trayecto en bicicleta y running, muy lindo. Me sentí mejor nadando y se me complicó el pedestrismo, ya que había muchas subidas y viento en contra”.

Pero los laureles de la jornada, en la rama femenina, se los llevó Romina Sosa. La integrante del equipo Koru de Montevideo demostró sus enormes atributos en el circuito, el cual pisaba por primera vez en su carrera. “No fue fácil, pero estuvo espectacular. La natación fue bastante complicada; nadé más metros porque me perdí. Sin dudas lo disfrute un montón, la ciudad es maravillosa y el día acompañó”, manifestó la ganadora en categoría standard, con un tiempo de 2:31:00, por delante de Clara Zubillaga (2:34:45) y Belen Vassallo (2:37:14).

La primera fecha del triatlón uruguayo cerró sus puertas con la habitual premiación, en la que también destacaron a los promocionales que se animaron, a su corta edad, a dejar todo bajo los rayos del sol. Hombres y mujeres celebraron tras la competencia, primeramente, por el hecho de haber cruzado la meta y luego, cada uno, por sus objetivos personales. Solamente caras de alegría ocuparon la mañana de Atlántida, las mismas que esperan desde la organización para el 3 de febrero, momento en que se continuará el calendario en Santa Bernardina, departamento de Durazno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS