sábado 20 de julio de 2024 - Edición Nº2054

Otros | 27 dic 2023

Padel

Desafío titánico: gloria del padel argentino vuela a Estados Unidos a instalar el deporte

Manuel Caracotche es un exjugador profesional de pádel que alcanzó el top 10 del mundo en los años 90 y hoy busca unir sus dos pasiones, el deporte y la organización de eventos.


Manuel pretende llevar desde Mar del Plata hacia Florida, Estados Unidos, un proyecto que ubique al pádel, el deporte con mayor crecimiento a nivel mundial, en el siguiente nivel. Su amplia trayectoria en ambos rubros le otorga una posición privilegiada para llevar adelante el plan y darle popularidad a la disciplina.

Con 54 años de edad y 28 como consultor y estratega empresarial de clubes de pádelCaracotche apuesta a un desarrollo que le de visibilidad y reconocimiento al deporte, sobre todo en un país como los Estados Unidos, donde recién está llegando el auge del pádel. "Mi vida es muy linda en Mar del Plata, pero, un poco inconsciente de mi parte a esta edad, tomamos la decisión de irnos a Estados Unidos. Y aunque tenemos muchas dudas, algo me dice que tengo que aprovechar esta oportunidad. Por ahora viajo solo y con el tiempo se sumará el resto de la familia, si todo va bien", dice.

"Cuando era jugador, mi carrera quedó interrumpida repentinamente por el fallecimiento de mi hermano y mi papá con muy pocos meses de diferencia. Dejé de jugar de un día para el otro. Tenía ofrecimientos para irme a vivir a Europa pero tuve que priorizar a mi familia, ya que no me podía ir y dejar a mi mamá y mi hermana menor, que era muy chica, en Argentina", recuerda.

La destreza y la pasión de Manuel por el pádel lo posicionaron como uno de los mejores en el mundo, ubicándolo en el top 10 de los jugadores más destacados de Argentina entre los años 1989 al 1994, a través de un recorrido de 6 años como deportista profesional. "El pádel está atrayendo rápidamente el interés del público en los Estados Unidos. Actualmente hay unas 400 canchas distribuidas en 11 estados, principalmente en Florida. Lo practican unos 10.000 jugadores. Diversos estudios de mercado proyectan para el año 2030 unas 30.000 canchas y 10.000.000 de jugadores, una cifra impresionante. De ahí el interés de importantes grupos de inversión en sumarse a un negocio en plena expansión y que cada vez está más arraigado en la cultura deportiva estadounidense", explica el exdeportista.

Sobre las razones que lo llevaron a emigrar, Caracotche confiesa que tomó la decisión porque, además de que le genera mucha ilusión trabajar en el desarrollo del pádel en Norteamérica, se trata de cumplir un sueño personal: "Al principio va a ser muy difícil porque somos una familia muy unida y vamos a estar separados un tiempo. A veces me pregunto con qué necesidad hago esto a esta edad si acá no nos falta nada. Pero también está bueno desafiarse e ir por lo más difícil. La mitad de mis amigos de toda la vida me dicen estoy loco; otros que le dé para adelante”.

Caracotche está casado con Natalia, que es 6 años más joven que él y llevan más de 33 años juntos. "'Vamos por una aventura', le dije a mi mujer, que es de las personas mas centradas, reflexivas y tranquilas que conozco. Y una madraza. Yo pensé que me iba a sacar corriendo cuando le planteé la idea de ir para USA. ¡Pero aceleró a fondo! Eso me hizo terminar de decidirme", agrega.

En ese camino de emigrar, no todo es color de rosa y hay costos que pagar. Los hijos, por ejemplo, cumplen un rol determinante. "Mi hijo más grande, Facundo, está contento con la idea. La del medio, Carmela, feliz, porque incluso se fue en agosto a estudiar a Estados Unidos a jugar al hockey universitario. Y la más chica, Juana, no quiere saber nada con irse. ¡Todo un lío familiar!", reconoce, y añade: "También está mi madre en Mar del Plata, que tiene 80 años, y no es fácil alejarse a esta altura. Igualmente me apoya 100% y me motiva a hacerlo".

Fuente: MDZ Online

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS