sábado 20 de julio de 2024 - Edición Nº2054

Ajedrez | 29 may 2023

Tras su exitosa carrera en el ajedrez, Claudia Amura hace campaña con su perra para ser intendenta

"Mi vida es intensa", reconoce Claudia Amura, a sus 52 años y con un currículum inagotable. La ajedrecista de élite representó al país en nueve Olimpiadas, se convirtió en la primera mujer de América en alcanzar el título Gran Maestra, vivió meses en un convento, años en España, sobrevivió a un accidente fatal, tuvo cuatro hijos, un paso fugaz por la secretaria de Deportes de Alberto Rodríguez Saá y ahora hace campaña para ser intendenta de Villa Merlo, en San Luis, acompañada de su perra "Bala" porque quiere concientizar sobre el cuidado animal.


Amura llegó a Merlo a jugar el Panamericano sub 20 a principio de los 90. Su padre radical, Luis Amura, se hizo amigo del intendente peronista de ese entonces, Ricardo Chávez padre, que le recomendó mudarse a esa localidad, famosa por su microclima, para tratar su enfisema pulmonar. “Ese mismo año volvimos del Mundial de Chile y nos piden dejar la casa que alquilábamos en pleno centro porteño. Y nos vinimos a Merlo”, cuenta.

Las vueltas del destino la llevaron por otras ciudades puntanas y europeas, pero hace dos años, y para recuperarse mejor de las secuelas del Covid que casi la mata, eligió ahora ella el microclima de la Villa y quiere ser su intendenta.

Claudia se presenta con el sublema “Por + Merlo” dentro del lema del oficialismo “Unión por San Luis”, que lleva a Jorge “Gato” Fernández -el elegido por Rodríguez Saá- como gobernador. Ese método electoral hace que compita con otros 28 candidatos: 10 de ellos también van encolumnados detrás del "Gato" Fernández. Pero no reniega. "Con el sistema de lemas cualquiera puede participar, yo no estoy afiliada a ningún partido", señala.

Campaña pet friendly

Su campaña es atípica. Hace cada visita y recorrida con Bala, una mestiza de patas cortas y pelo blanco lanudo, que incluso posa con ella en los afiches. Después de adoptarla, el veterinario descubrió que el bulto que tenía en su espalda era un perdigón de bala.

"Ahora es medio famosa y todo el mundo la quiere, pero estuvo tirada en la calle por meses. Lamentablemente al pobre animal que sufre en la calle no lo queremos tanto, mientras pagamos un alto precio por otro animalito de raza, fabricado para eso. Pero mi mensaje principal con la perra tiene que ver con la tenencia responsable de animales", cuenta. 

Por eso, su plataforma electoral tiene un apartado destinado al tema. Castración, vacunación y control son los ejes. "Control no desde la multa y la canera, sino desde la concientización", dice. Además, propone adaptar la villa con hoteles y restaurantes pet friendly para ganar turistas.

Los otros pilares de su campaña apuntan contra la precariedad laboral, las adicciones y la inseguridad.

Fuente: Clarin

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS