domingo 19 de mayo de 2024 - Edición Nº1992

Fitness | 21 feb 2023

Running

El largo camino que debe recorrer el runner antes de anotarse en una maratón de calle

Correr un maratón de calle es un sueño de muchos runners, y si bien el entusiasmo muchas veces lleva a adelantar los procesos y a querer participar en competencias cercanas, lo cierto es que hay un determinado tiempo para estar en condiciones.


En concreto, hay que dejar en claro que un maratón de calle consta de 42 kilómetros. Las pruebas de menos de ese kilometraje son carreras, mientras que las que superan ese número, son consideradas ultra maratones. Ahora bien, a la hora de estar “en condiciones ideales” para correr un maratón de calle se requiere de determinada experiencia y antigüedad dentro del running, como también cierta cantidad de meses de preparación para llegar en condiciones y no sufrir durante la carrera, o lesionarse posteriormente.

 

El tiempo para estar listos

 

El principal error de un runner es querer adelantar procesos y etapas, y participar en un maratón simplemente por cumplir un sueño, una promesa, o tildar un objetivo de la lista de desafíos.

 

En líneas generales, los entrenadores sugieren no intentar correr una prueba de 42k antes de los dos o tres años de experiencia dentro de la actividad, y tener al menos tres medio maratones (21k) hechas.

 

La experiencia ganada en distancias menores, como también la preparación mental que lleva el camino de entrenar para la carrera, permitirán estar “más armados” para el desafío que implica correr (y terminar) la prueba.

¿Cuántos meses lleva preparar una maratón?

A la hora de enfocarse en la puesta a punto, el entrenador Alejandro Britos aspira a tener alumnos con mayor rodaje antes de su debut en el circuito: “A todo el que me pide correr un maratón sin tener experiencia, le digo que necesita una base de dos años, ya sea para aprender a manejar los ritmos, o correr lento, incluyendo pretemporadas. Es lógico motivarse con un desafío difícil, pero para eso se debe avanzar por etapas”.

Cuando el corredor ya está listo, el entrenamiento específico para la distancia es de 12 semanas, con un período al que llamo de transformación. Dos meses antes es bueno correr un 21k fuerte, pero no hacerlo tan pegado a la fecha, porque luego la gente queda con otro ritmo”, manifestó.

Fuente: TN Running

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS