sábado 18 de septiembre de 2021 - Edición Nº1018

Handball | 1 ago 2021

Juegos Olimpicos 2021

El camino olimpico, sin victorias y con despedidas

Los Gladiadores hicieron un buen papel ante España pero cayeron 27:36 en el final de su tercera aparición consecutiva en un Juego Olímpico. El duelo ante "Los Hispanos" significó la despedida de Gonzalo Carou y Sebastián Simonet de la Selección, que cayó en sus cinco presentaciones.


Punto final para la actuación de Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que se despidió de su tercera experiencia olímpica con derrota ante España por la última fecha del Grupo A. La Selección no pudo repetir lo conseguido en sus dos participaciones anteriores, tanto en Londres 2012 como en Rio 2016, en donde había podido ganar al menos un partido en la fase de grupos.

Pese a las cinco derrotas en igual cantidad de presentaciones, Los Gladiadores tuvieron buenos pasajes de juego en una zona de gran exigencia con grandes potencias como Francia, Alemania, Noruega y la propia España, además de un rival siempre parejo como es Brasil. En su último partido ante "Los Hispanos", campeón europeo y medalla de bronce en el último Mundial, el equipo dirigido por Manolo Cadenas jugó un buen primer tiempo pese a la diferencia 12:17 en contra, llegó a mantener esos cinco goles de desventaja hasta los quince minutos finales pero terminó cayendo sin atenuantes.

Ignacio Pizarro, uno de los puntos altos a lo largo de todo los Juegos Olímpicos, fue el máximo goleador nacional con 5 tantos, seguido de Pablo Simonet que hizo 4. La atención del encuentro ante España estuvo focalizada en Gonzalo Carou y Sebastián Simonet que vistieron por última vez la camiseta albiceleste tras una amplia y exitosa carrera.

En su debut en un Juego Olímpico, Santiago Baronetto fue protagonista con dos goles en los primeros minutos que le permitió a la Argentina liderar el tablero, 3:2 llegado a los 6 minutos. Gonzalo Perez de Vargas, considerado uno de los mejores arqueros del mundo, se encargó rápidamente de desactivar ese buen arranque nacional con varias atajadas consecutivas (9 en total en el primer tiempo) que derivó en un parcial 6:1 para los españoles que pasaron al frente y no soltaron más la diferencia.

Distancia que llegó a ser de siete, 5:12 a diez del final del primer tiempo, pero que Los Gladiadores pudieron recortar subiendo la intensidad defensiva, bajando las pérdidas en ataque y siendo más fino en la definición para llegar a ponerse 11:14 y tener pelota para descontar a dos. En ese mejor momento del partido de Argentina, el ingresó de Sebastián Simonet fue muy influyente, sumado a la combinación con su hermano Pablo Simonet que se hicieron cargo del ataque nacional.

La apuesta de Manolo Cadenas a jugar el posicional con 7 jugadores, una constante a lo largo de los Juegos, también le dio algunos dividendos. Sin embargo, una ráfaga de España en el último minuto antes del descanso, estiró la distancia nuevamente a cinco para irse al descanso arriba 17:12.

En el complemento, la Selección sostuvo la distancia de cinco o seis goles por debajo durante varios minutos con una gran mejoría en el arco con Juan Bar como protagonista (8 atajadas) y la aparición de una de sus principales armas ofensivas durante todo Tokio 2020 como lo fue Ignacio Pizarro desde el extremo, garantía en la definición cada vez que le llegó la responsabilidad. También lo consiguió con un buen trabajo en el pivot de Lucas Moscariello, la desfachatez de Pedro Martínez y la efectividad de Gastón Mouriño.

En esa regularidad, Argentina llegó a estar 19:24 a quince del cierre pero no lo pudo sostener hasta el final del partido. El vértigo propuesto por España para jugar los posicionales muy cortos le dio rédito para aumentar la distancia, romper de forma definitiva el partido y concentrar los últimos minutos para que Sebastián Simonet y Gonzalo Carou disfruten de sus últimos minutos con la camiseta de la Selección.

Fuente: Confederacion Argentina de Handball

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS