domingo 21 de julio de 2024 - Edición Nº2055

JJ. OO. | 5 jul 2024

¿Panqueques en Paris? El sueño ecológico de los Juegos Olímpicos se derrumba debido al aire acondicionado

Anunciados como los "Juegos Olímpicos más ecológicos de la historia", los sueños de sostenibilidad de París 2024 parecen desvanecerse tras la reciente decisión de los organizadores de encargar 2.500 aparatos de aire acondicionado para la Villa Olímpica.


Originalmente diseñada sin aire acondicionado, la Villa Olímpica de París se caracteriza por su respeto al medio ambiente, utilizando un sistema de refrigeración geotérmica que bombea agua fría desde las profundidades de la tierra. Este sistema mantiene la temperatura interior de las habitaciones al menos 6 grados centígrados más baja que la temperatura exterior.

"Quiero que los Juegos de París sean ejemplares desde el punto de vista medioambiental", declaró el año pasado Anne Hidalgo, la alcaldesa de París. Sin embargo, después de las protestas de varias delegaciones olímpicas, los organizadores han permitido ahora que los países encarguen unidades portátiles de aire acondicionado.

La capital francesa, que fue sede del histórico Acuerdo de París sobre el clima, se enfrentaba a la obligación de organizar unos Juegos Olímpicos respetuosos con el medio ambiente. Los organizadores se comprometieron a reducir a más de la mitad las emisiones de carbono en comparación con los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, limitándolas al equivalente a 1.58 millones de toneladas de CO₂ para los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos, programados para los meses de julio y agosto.

Entre las innovaciones en materia de sostenibilidad destinadas a lograr estos recortes, se incluyó la reducción del número de edificios nuevos y el uso de materiales como madera, cemento bajo en carbono y materiales recuperados para las construcciones inevitables. La empresa de infraestructuras digitales Equinix suministra el calor sobrante de los centros de datos para calentar la piscina olímpica de París, que contiene 2.5 millones de litros de agua, mientras que los estadios funcionan con un 100% de energía renovable, algunos de los cuales cuentan con paneles solares propios.

El catering de los Juegos se abastecerá en un 80% de origen local y un 60% de origen vegetal. Todas las sedes ofrecerán opciones de transporte con bajas emisiones de carbono. En un intento de reducir el impacto ambiental, las competencias de surf se trasladarán a Tahití, incentivando al público a seguirlas por televisión en lugar de realizar vuelos para presenciarlas en persona.

Una de las decisiones más controversiales en el programa de sostenibilidad fue la de no incluir aire acondicionado en las habitaciones, ya que este consume el 10% de la electricidad mundial y emite gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

A medida que se acercan los Juegos Olímpicos, la incorporación de unidades portátiles de aire acondicionado en la Villa Olímpica representa un golpe significativo a las ambiciones ecológicas de París 2024, poniendo en duda el compromiso real de los organizadores con la sostenibilidad y el legado ambiental que estos Juegos pretendían dejar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS