domingo 21 de julio de 2024 - Edición Nº2055

Fitness | 23 abr 2024

Running

On Running llegó a Argentina, la empresa suiza en la que invirtió Roger Federer y que revolucionó el mercado

En tan solo 14 años, On Running logró posicionarse como una de las marcas más importantes en el mercado del running. Con Roger Federer como coinversor de la marca, la compañía desembarcó en marzo en la Argentina y los precios del calzado rondan entre los $215.000 y $260.000.


Luego de poner punto final a su carrera, el exatleta Olivier Bernhard -quien ganó varios campeonatos suizos de triatlón y fue triple campeón del mundo de duatlón- decidió crear unas zapatillas de running diferentes a las que había en el mercado. En el 2010, junto a sus dos amigos, David Allemann y Caspar Coppetti, encontraron la solución perfecta al pegar pedazos de manguera a la suela de un par de zapatillas. Esto generaba que quienes las usaran tuvieran la sensación de estar corriendo sobre las nubes. Dicha característica distintiva logra que las personas corran más rápido y que la superficie amortigüe el contacto con el suelo ayudando a prevenir lesiones. 

Un mes después, en febrero, los prototipos ganaron el premio ISPO BrandNew por su innovación en el deporte y posteriormente la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH) publicó un estudio que demostraba que los corredores que utilizaban las On corrían a frecuencias cardíacas más bajas y con niveles de lactato en sangre más bajos. Además, la marca es pionera en fabricar zapatillas de alto rendimiento que cuentan con materiales 100% reciclables y biológicos.

Desde allí la empresa no paró de crecer: seis años después de su creación presentaron una línea de indumentaria deportiva, y un año más tarde ya habían vendido más de cuatro millones de pares de zapatillas en todo el mundo. Pero todo cambió en el 2019 cuando Roger Federer terminó su vínculo con Nike y firmó con Uniqlo, la cual no cuenta con calzado propio, por lo que se vio abierto a explorar nuevas marcas. 

Para ese entonces, On Running ya había conquistado el 40% del mercado en Suiza lo cual hizo despertar la curiosidad de Federer. Luego de una reunión, los fundadores le propusieron que se convirtiera en inversor de la compañía, y aunque nunca se confirmó la cifra exacta, se estima que el porcentaje minoritario rondaría el 5%.

La presencia de Federer logró que la marca se posicione como una de las más influyentes en la cultura de alto rendimiento. Además creó dos líneas con su sello: The Roger, un calzado urbano, y The Roger Pro, unas zapatillas de tenis para profesionales. Desde que el tenista se involucró On Running logró un incremento del 50% de las ventas y de más del 80% para 2021. 

Como si fuera poco, la marca se consolidó en más de 60 países y destinó la mitad de su producción a los Estados Unidos, uno de los mercados mundiales más importantes. Hoy, además, vende indumentaria y sus calzados también se usan en el día a día e incluso se combinan en looks elegante sport.

Fuente: El Economista

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS