sábado 20 de julio de 2024 - Edición Nº2054

Otros | 16 nov 2023

La privatización y el negocio en el deporte: un modelo que no encaja con los clubes de barrio

La lógica de mercado y la búsqueda de rentabilidad en distintos ámbitos cobraron preponderancia en el último tiempo y es fuertemente discutida en la actualidad. Sin embargo, los clubes de barrio, esos espacios sin fines de lucro que cumplen un rol clave en el deporte y la sociedad, escapan a ser pensados desde esa lógica. Se trata de espacios con un arraigo cultural significativo, claves para la construcción de lazos, para el desarrollo educativo de niños y niñas e incluso, en casos más específicos, simbolizan un techo y un plato de comida para familias enteras en situación de vulnerabilidad económica.


Este debate se reinstaló días atrás cuando se viralizó una entrevista que le realizó el periodista Alejandro Fantino al candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, quien cuestionó el financiamiento y los subsidios que perciben los clubes de barrio y también se mostró a favor de las sociedades anónimas deportivas (SAD) en los clubes de fútbol.

Ante las propuestas de privatización, los clubes en general se ponen la camiseta y le marcan la cancha al candidato libertario. Desde la Unión Nacional de Clubes de Barrio, que nuclea a más de 7000 instituciones de todo el país, lanzaron un comunicado oficial en el que llamaron a votar al titular del Palacio de Hacienda debido a que "la propuesta de Milei se basa en medidas que harían desaparecer a miles de clubes de barrio, en un mayor ajuste, en quita de subsidios y en una dolarización hiperinflacionaria y licuadora de ingresos".

Uno de los pocos jugadores en actividad que se pronunció en contra del modelo de las sociedades anónimas en el fútbol y en defensa de los clubes de barrio fue Luciano Aued, defensor de Instituto de Córdoba. A través de un mensaje en su cuenta de Instagram, Luli puso en palabras la importancia de los clubes de barrio no solo para la formación de los pibes como futbolistas, sino también como personas, ayudando a su desarrollo social y, muchas veces, aportando un plato de comida a chicos que de otra forma pasarían hambre. "Soy el resultado, como miles y miles de nenes y de nenas en este país, de esa solidaridad que nunca van a entender quienes creen que todo es un negocio. Por eso defiendo que nuestros clubes sigan siendo de nuestra gente", aseguró.

Los clubes de barrio son esos espacios comunitarios donde por primera vez un chico o chica se lanza a una pileta, pisa un salón para practicar vóley o handball o patea una pelota de fútbol, tal es el caso de Emiliano Dibu Martínez. El arquero que se consagró campeón del mundo con la Selección argentina en Qatar 2022 se desarrolló y dio sus primeros pasos en los clubes General Urquiza, Talleres y San Isidro de Mar del Plata.

Fuente: 0223 (Mar del Plata)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS