lunes 27 de marzo de 2023 - Edición Nº1573

Fútbol Femenino | 6 feb 2023

¡Arigato, Argentina! Ichika Egashira, la primera japonesa en el fútbol femenino nacional

Ichika Egashira hacía tiempo que tenía el sueño de jugar en la Argentina. Tan grande era el anhelo por llegar a la tierra de su gran ídolo, Lionel Messi, que puso manos a la obra y ella misma se gestionó la oportunidad para ser parte de la liga albiceleste. Tras firmar contrato y convertirse en la primera profesional japonesa en el fútbol femenino del país, podría hacer su presentación oficial en Excursionistas el próximo fin de semana ante Huracán por la segunda fecha del torneo.


Sin saber español, pero con gran determinación y una mochila de ilusiones a cuestas, Ichika se contactó en su país con los representantes de Musou, un club de fútbol japonés de Argentina. Esta entidad, conocida por traer jugadores nipones a probarse a clubes locales, decidió así apostar por primera vez a una mujer y puso manos a la obra para conseguirle equipo: fue Excursionistas el que finalmente le abrió las puertas a esta delantera zurda de 20 años..

El jueves, la joven firmó su contrato profesional con el club del Bajo Belgrano y, luego de un reciente paso por la segunda división de su país, está lista para hacer su gran debut en la máxima categoría. “Es una jugadora importante que nos va a dar muchas cosas”, anticipó Ignacio Lacal, el entrenador del equipo.

El fútbol femenino japonés, un ejemplo de desarrollo y éxito

El fútbol siempre estuvo presente en la vida de Ichika, que veía con gran emoción cómo sus compañeros lo jugaban en la escuela. Sin embargo, la llegada a su primer equipo fue casi casual y ocurrió cuando tenía 9 años: su padre iba a llevar a su hermano menor a probarse a un club, pero el niño prefirió quedarse en la casa viendo la serie de TV Naruto. Fue así como el hombre decidió llevar a la niña para dar comienzo a una historia que hoy continúa a casi 20.000 kilómetros de distancia.

La delantera es parte del legado y la continuidad de un fútbol femenino japonés sumamente desarrollado y poderoso, aunque aún a la sombra de la rama masculina. Tal es el éxito de las mujeres niponas, que fueron campeonas mundiales en 2011 con un equipo que tenía como una de sus grandes figuras a Homare Sawa, la otra ídola de Ichika.

El fútbol femenino argentino, un posible trampolín al estrellato

En Japón, Ichika Egashira jugó en clubes como Odawara SSS, Runes Gakuen, Rebona Shiga e Iga FC (reserva y primera). Con este último equipo, fue campeona del torneo de segunda división en 2021.

Una de las razones que motivó a la delantera a venir a la Argentina fue que la máxima categoría es semi-profesional. Así, se convirtió en la primera jugadora de su país en firmar un contrato para jugar aquí. De algún modo será la sucesora de Kaori Nagamine, una reconocida futbolista nipona que -según reconstruyó la periodista Delfina Corti- disputó algunos encuentros con Yupanqui a fines de la década del 80′, cuando los torneos femeninos aún no eran parte de la AFA.

Hoy Ichika percibe un salario por jugar al fútbol y puede dedicarse de lleno a estudiar español de manera particular en el departamento de Parque Chas en el que reside desde su llegada. “Fue la primera vez que me subí a un avión sola. Estoy muy entusiasmada desde el minuto cero. Todos son muy buena gente, me siento cómoda y creo que la adaptación va a ir muy bien”, sostuvo con una gran sonrisa la jugadora a la que el entrenador y sus compañeras ya le hicieron probar el mate, un infaltable en los vestuarios albicelestes.

Sobre sus motivaciones para elegir la liga argentina, señaló: “Sé que el club Excursionistas tiene mucha historia en el barrio de Belgrano y que a partir de 2019 subió mucho el nivel en el fútbol femenino aquí”. La elección de ese año no es azarosa: marca el comienzo de la semi-profesionalización de la primera división.

Quiero unirme al equipo, contribuir desde mi estilo de juego y convertirme en una jugadora reconocida a nivel nacional e internacional”, lanzó, en una respuesta que suena ambiciosa pero que se ve matizada por la permanente sonrisa amable de la que será la primera jugadora profesional japonesa en el fútbol femenino argentino.

Fuente: TN

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS