domingo 26 de junio de 2022 - Edición Nº1299

JJ. OO. | 14 may 2022

Gimnasia artistica

Otra vez sopa: gimnastas canadienses demandaron por abuso a su federación

Nuevamente la gimnasia, deporte muy visto sobre todo durante los Juegos Olímpicos, escribe una página triste en su historia. Tal como sucedió con el caso estadounidense, esta vez fueron las canadienses quienes pusieron el grito en el cielo y se volcaron contra la federación de su país y los órganos provinciales con una durísima denuncia.


La demanda por abusos "físicos, sexuales y psicológicos" fue presentada ante el Tribunal Supremo de Columbia Británica por un grupo de atletas del país, el cual está encabezado por Amelia Cline, una exgimnasta que reside en la mencionada provincia.

Los abogados de las gimnastas, a su vez, afirmaron que "en todo el mundo el deporte de la gimnasia fue objeto de escrutinio por su cultura de la crueldad", que deriva de una "cultura de control y un comportamiento abusivo". Esto, según los letrados, promueve "un entorno en el que el abuso y el maltrato de atletas son habituales".

La acción legal fue presentada no solo contra Gymnastics Canada, la federación nacional, sino también ante las federaciones de otras seis provincias: Columbia Británica, Alberta, Saskatchewan, Manitoba, Ontario y Quebec.

El hecho fue precedido por una carta publicada por más de 70 gimnastas, muchas ya retiradas, que denunciaron "una cultura tóxica y prácticas abusivas que persisten en la gimnasia canadiense". Además, la carta, que fue firmada por más de 400 personas, pide una investigación independiente tras la declaración del grupo "Gymnastics for Change",  el cual comunicó que no tuvo éxito en su pedido a la federación de que realice una investigación interna.

Cline, quien encabeza el grupo denunciante, afirmó en una entrevista que sufrió "efectos persistentes a largo plazo" por el maltrato recibido.

Kim Shore, portavoz del grupo, aseguró: "Todas las disciplinas, rítmica, acrobática, artística, 'tumbling' y trampolín, están, en cierta medida, afectadas por esta cultura, y por el dominio que los entrenadores han desarrollado a lo largo de décadas". Y concluyó: "El sistema de rendición de cuentas tiene que cambiar".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS