miércoles 18 de mayo de 2022 - Edición Nº1260

Otros | 18 ene 2022

Futbol Femenino

Nadia Nadim, la niña que huyó de la guerra y se convirtió en futbolista profesional

La historia de vida de Nadia Nadim viene marcada por su infancia. Nacida en Herat, ciudad de 492.000 habitantes situadas al oeste de Afganistán, se vio obligada a abandonar el país siendo una niña después de que su padre, general del Ejército Nacional Afgano, fuera asesinado por los talibanes.


TAGS: NADIA NADIM

Nadia, que significa esperanza (idiomas eslavos), ternura (persa) o primera (árabe), salió del país junto a su madre y sus cinco hermanas para evitar seguir el camino de su progenitor. Llegaron a Pakistán en mini-bus tras contratar los servicios de un traficante, volaron a Italia con pasaportes falsos y se trasladaron a Dinamarca escondidas en el interior de un camión. En tierras nórdicas fue donde Nadim y su familia pudieron empezar de cero.

"Ningún menor debería pasar por esto, pero así es la vida. En ese momento no podía hacer nada, aunque ahora me siento feliz por haber tenido una segunda oportunidad y haber superado ese trauma gracias a mi fuerza mental", aseguró Nadim en una entrevista concedida a la agencia de noticias EFE.

Pasaron un tiempo en un campo de refugiados antes de conseguir asilo en el país. Fue en ese escenario de incertidumbre y duda cuando comenzó su relación con el fútbol. Lo que en un principio fuera una actividad de distracción que compartía con otros niños y niñas se convirtió después en una obsesión y, años más tardes, en su profesión.

Ha jugado en cuatro países (Dinamarca, Estados Unidos, Inglaterra, Francia) y siete equipos (IK Skovbakken, Fortuna Hjørring, Sky Blue, Portland Thorns, Manchester City, PSG, Racing Louisville) destacándose como una futbolista que mezcla esfuerzo y talento. En 2009, con 21 años, hizo historia al convertirse en la primera mujer nacionalizada en representar a Dinamarca. Desde entonces ha jugado 99 partidos y ha anotado 38 goles.

"Soy una mezcla de dos culturas, de dos países, tengo a los dos en mí, lo reflejo en la manera en la que pienso. No soy 100 % afgana, ni 100 % danesa", apunta.

Referente dentro y fuera del campo

Nadia ha brillado tanto dentro como fuera del terreno de juego. A sus 34 años se acaba de doctorar en medicina -con especialidad en cirugía plástica-, habla once idiomas (danés, inglés, alemán, francés, sueco, noruego, persa, dari, urdu, hindi, árabe), es imagen de Nike, Visa, Dior y Hugo Boss, embajadora de la UNESCO en favor de la educación para las niñas y las mujeres, y ha sido elegida por Forbes en la lista de Mujeres más poderosas en los deportes internacionales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS