lunes 02 de agosto de 2021 - Edición Nº971

JJ. OO. | 22 jun 2021

Deporte adaptado

El poder interior de Jota, el triatleta ciego que se prepara para Tokio

La pandemia paralizó por unos meses la meta de “Jota” de participar en las paralimpiadas de Tokio 2021. Un sueño que, un año después, el triatleta no vidente podrá al fin completar.


El próximo mes de agosto por fin tendrá lugar la celebración de las paralimpiadas de Tokio 2021. Un acontecimiento mundialmente esperado por todos, especialmente por Jota García, un triatleta no vidente que sintió como su sueño se topaba contra una pandemia que echaba por tierra todo el esfuerzo y esperanzas de meses atrás de entrenamiento.

Jota perdió la vista por completo en 2011, con tan solo 28 años, debido a una enfermedad llamada uveítis, que provoca una pérdida gradual de la visión. Fue entonces cuando empezó a practicar deporte y encontró en el triatlón algo más que un hobbie. A día de hoy, es el único invidente total en España que está dentro de las series mundiales de paratriatlón.

El año pasado, la vida de todos cambió por completo y, particularmente, la de Jota. A tan solo unos meses de que dieran comienzo las paralimpiadas (Marzo) y en pleno entrenamiento intensivo para conseguir la medalla, el deportista tuvo que cambiar su rutina, con la incertidumbre de no saber si finalmente llegaría a la ansiada competición. Una planificación diferente de la convencional, pero que, según Jota “no sobrevive el más fuerte, si no el que mejor se adapta”.

Y así fue como con un rodillo para la bicicleta, una cinta de correr y algo de pesas, Jota continuó su camino hacia Tokio cambiando por completo su rutina de entrenamiento.

Actualmente, Jota considera que este año le ha servido para prepararse mejor y ser más rápido en las tres disciplinas. Además de lo puramente físico, el triatleta asegura que “a nivel mental, hemos estado fuertes y constantes y, a pesar de todo, hemos salido reforzados. Antes de perder la vista, creía que para practicar este deporte debías de ser un fuera de serie, en lo que a condiciones físicas se refiere. Sin embargo, una vez me quedé totalmente ciego, me aventuré, pensando que no tenía nada que perder. Fue el principio de todo, 10 años más tarde aquí estoy, preparándome para Tokio 2021”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS