lunes 02 de agosto de 2021 - Edición Nº971

Fitness | 21 jun 2021

Informe

Envejecer no es un problema si hay running de por medio

Un estudio médico realizado en Alemania y publicado en la European Heart Journal constató que correr tres veces a la semana en sesiones de 45 minutos cada una ayudaría a vivir más años porque demora el proceso de envejecimiento.


Un equipo de científicos de la ciudad alemana de Leipzig comprobó que trotar en forma periódica y sistemática evita el acortamiento de los telómeros (extremos protectores de los cromosomas), favoreciéndolos para actuar como una suerte de agentes anti-age que contribuyen a una mayor esperanza de vida.

 

Recomiendo hacer 50 minutos de ejercicio aeróbico tres veces a la semana. El que puede y quiere, lo ideal es que haga esa cantidad de tiempo durante todos los días. Muchos ensayos han demostrado que esa es la proporción que mayor beneficio trae a nuestro cuerpo,  y es la porción recomendada por la Sociedad Europea de Cardiología”, le dice el cardiólogo Hernan Surachi (MN115797) a Rugido Sagrado.

 

Dicha investigación se llevó a cabo gracias a 164 voluntarios divididos en dos grupos que, tres veces a la semana durante casi siete meses, practicaron diferentes actividades físicas. Unos se dedicaron a ejercicios aeróbicos como trote y caminatas, mientras los otros trabajaron la fuerza sólo en el gimnasio mediante levantamiento de pesas y series en máquinas o poleas.

 

Una vez finalizado este semestre de entrenamiento, se analizó la sangre de cada uno de los 164 voluntarios determinándose que -a diferencia del grupo que levantó pesas- los corredores habían aumentado la actividad de la telomerasa que extiende los extremos de los telómeros con bloques de construcción de ADN.

 

El profesional de la salud, que desempeña su rol en el Hospital Eva Perón de San Martin, agrega: “Siempre hay que tener en cuenta que si es un paciente que tiene supervisión médica, el cardiólogo le va a hacer todos los ejercicios previos antes de realizar la actividad física. Los que no los tengan hechos, tienen que ir para esta evaluación inicial, ya que ayudará a prevenir muchas patologías. Las personas que me visitan vienen generalmente con hábitos muy sedentarios y con poca actividad física. Cuando me consultan, ya traen una patología cardiaca instaurada y esto los hace más receptivos a la hora de encarar un cambio de habito”.

 

Como antecedente reciente, un trabajo multidisciplinario de la Universidad de Jyväskylä, en el centro-sur de Finlandia, reveló que el running incrementa la capacidad intelectual al mismo tiempo que favorece el aprendizaje, mientras una investigación de la estadounidense Universidad de Arizona constató que quienes trotan, un promedio superior a medio hora durante tres veces a la semana, logran una mayor conectividad funcional que los cerebros de personas sedentarias.

 

Hernan Surachi comenta, por último, algunas de las ventajas a la hora de realizar actividad física: “A nivel cardiovascular mejora la salud cardiorespiratoria, y disminuye la frecuencia cardiaca en reposo, la presión arterial; a nivel metabólico, aumenta  la regulación de la glucosa, el colesterol bueno, y reduce los triglicéridos, la grasa corporal, entre otros ítems. Y no solo eso, sino que, al momento de adoptar un estilo de vida saludable, hace que el paciente elija comida sana, se cuide mas, aumente la ingesta de agua y sus horas de sueño”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS