lunes 02 de agosto de 2021 - Edición Nº971

Fitness | 27 may 2021

Informe

Israel estrenó el “pase púrpura” para que no vacunados usen gimnasios. ¿Sería una buena medida en Argentina?

En febrero, el Gobierno de Israel autorizó la reapertura de gimnasios solo para personas que fueran portadoras de un “pase verde”. Dicho certificado indica que un individuo ya recibió las dos dosis de la vacuna, que tiene un testeo PCR negativo –con una antigüedad no mayor a 72 horas- o bien uno que prueba que tuvo el virus en los últimos seis meses.


Hace pocos días, el Ministerio de Salud de Israel anunció que extenderá hasta diciembre la vigencia del “pase verde”. Unos días antes había comunicado el estreno del “pase púrpura”, que sirve para que aquellas personas que no estén vacunadas puedan entrar a gimnasios y piscinas, pero respetando las reglas de distanciamiento.

 

Charly Chagas, director de Fitness Emporium, opinó en Rugido Sagrado sobre esta medida: “No somos Israel, no vamos a tener la chance de que mucha gente esté vacunada este año y por lo tanto seria segmentar aún más el público que podría asistir a gimnasios. Teniendo en cuenta que solo el 5% de la población de Argentina realiza algún tipo de actividad física de manera regular, un pasaporte de ese tipo dejaría a gran parte de ese porcentaje afuera y sumaria otro golpe a la industria”.

Por otra parte, Romina Faiola, profesora de Sport Club Arribeños, diagnosticó la medida tomada de Israel como “brillante”: “Además me parece súper organizada, que permite mantener el orden y control de los alumnos que se inscriben, garantizando así la salud tanto de sus empleados como de todo el alumnado de dicho establecimiento. Aunque también sabemos que no todas las reglas y/o normas de convivencia pueden aplicarse igualitariamente, debido a la cultura y educación de los habitantes de cada país”. Y agregó: “Creo que deberíamos reeducar en nuestra población el concepto de ‘respeto y cuidado por el prójimo’, porque muchas veces he visto no cumplir con el estricto protocolo aprobado en la reapertura de los gimnasios, teniendo que recordarles constantemente a los clientes que usen barbijo, mantengan la higiene de las máquinas y la distancia social obligatoria”.

El pase verde o certificado sanitario ya se utiliza en varios países para permitir que los vacunados con las dos dosis puedan asistir a cines, teatros, fiestas, eventos y espectáculos deportivos. En la región, es un tema que está en debate en los dos países de Sudamérica más avanzados en el proceso de vacunación, que son Chile y Uruguay.

En Uruguay, donde clubes y gimnasios reabrieron esta semana después de dos meses cerrados, el uso del pase verde fue inicialmente propuesto por un diputado. En la prensa local trascendió que ese pase podría entrar en vigencia en agosto próximo, fecha en la que esperan tener vacunados a 2 millones de de personas.

 

Me gustaría muchísimo que en este país pudiéramos aplicar esas normas obligatorias de acceso a los gimnasios, principalmente porque todavía no estamos considerados agentes de salud y este debería ser el primer paso para entender que ‘poner el cuerpo en movimiento’ mejoraría notablemente el funcionamiento orgánico y el ánimo de toda una población que transita por un segundo confinamiento”, admite Romina Faiola, profesora nacional de Educación Física (INEF N1 “Dr. Enrique Romero Brest).

Por último, en relación a la situación actual de los gimnasios, Charly Chagas comentó que “los protocolos han funcionado bien, no es un lugar que genere contagio y, por otro lado, ayuda a la gente a estar sana y lejos de las factores de riesgo que aumentan las chances de muerte. Hay que volver urgente al funcionamiento con aforos del 35 al 40% y poco a poco ir aumentando el porcentaje. Hasta el momento nadie en Argentina dio una explicación del por qué al cierre de gimnasios, ya que en todo el mundo ha quedado demostrado que es un sitio de mucha seguridad y bajo riesgo”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS