jueves 24 de junio de 2021 - Edición Nº932

Squash | 27 may 2021

Los Fernández Riestra, una familia que tiene la flauta para despertar al squash

El referente del squash del interior, Daniel Fernández Riestra, contó en Rugido Sagrado los proyectos con el deporte que pudo realizar en plena pandemia tanto en San Juan como en Mendoza, en los que su hijo, Félix, tiene una gran incidencia. Además habló sobre la situación del deporte a nivel nacional.


La familia Fernández Riestra está compuesta por personas con ganas de sobra para que el squash crezca de la mejor manera posible. Padre e hijo llevan adelante proyectos que le permiten al deporte tener otro tenor en medio de la pandemia, en su caso, en dos provincias: San Juan y Mendoza.

Chacras Indoor es un eximio complejo repleto de actividades deportivas en el corazón de Mendoza. Félix es el encargado de su deporte favorito, que día tras dia busca crecimiento personal y laboral. Su padre Daniel, por su parte, está a cargo de San Juan Squash, dos canchas inauguradas en plena pandemia, y que a la brevedad se amplificarán a cuatro.

En dialogo con Rugido Sagrado, el empresario y dirigente de la Asociación Mendocina de Squash relató lo que están haciendo en conjunto: “Las canchas de San Juan las inauguramos el 4 de Enero, un proyecto bastante ambicioso que nos obliga a expandirnos por la demanda de nuestros clientes. Mucha gente quiere jugar al squash, pero apuestan al deporte en estos momentos tan complicados. Es más, viene gente de Buenos Aires a jugar en nuestras instalaciones, ya que allá la situación esta complicada y muchos clubes han cerrado. No pensamos tanto comercialmente sino en el verdadero desarrollo del deporte”.

Junto a Gabriel Enrico (empresario sanjuanino dueño del emprendimiento) queremos que este proyecto se convierta en el club más lindo de la Argentina, con un microestadio en el que se puedan hacer eventos internacionales o nacionales con una gran comodidad; no el que tenga más canchas, pero propiamente de squash que sea el club más moderno. Colón Squash, a mi parecer, es lo mejor que tenemos en el país”, continuó el dirigente. Y agregó: “En agosto, las canchas van a estar terminadas. Esperemos que sea una época un poco más aliviada con la pandemia, y ver si podemos hacer un evento importante para inaugurar”.

La familia respira squash por todos lados desde que tiene uso de razón. Padre e hijo han competido en diversos torneos y forjaron su historia a base de esfuerzo y resultados, pero Félix es joven y tiene un largo camino por recorrer. “La relación con mi hijo es extraordinaria. Tenemos la misma forma de trabajo y fue creciendo conmigo en todo sentido. Al no estar cerca, está haciendo cosas muy lindas en el club. Por mi lado, haber salido de mi zona de confort y yendo a otra provincia a realizar un proyecto, me ha hecho recuperar la gran pasión por el deporte”, expresó.

Por otra parte, la situación del squash a nivel nacional atraviesa el carril crítico, puesto que, en Buenos Aires principalmente, muchos clubes han cerrado sus puertas a raíz de la pandemia y gran cantidad de jugadores han dejado de entrenar, sumado a la escasa creatividad y propuestas de los principales dirigentes de la Asociación.

Con la pandemia, cada dirigente está tratando de hacer lo que puede en su lugar. Con la Asociación Argentina de Squash no tengo ningún dialogo; peor aún, sabiendo que estoy desarrollando el deporte para que no se extinga, nadie me llamó. No lo puedo creer. No entiendo como en Buenos Aires no pelean para que se siga jugando, como sí lo hacen el resto de las provincias”, concluyó Fernández Riestra en dialogo con Rugido Sagrado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS