jueves 06 de mayo de 2021 - Edición Nº883

Fitness | 19 abr 2021

La actividad física y la nutrición, una pareja ideal

La actividad física resulta esencial para mejorar el sistema inmunológico y prevenir (o transitar levemente) el COVID-19. No obstante, ello solo no alcanza para alcanzar un grado óptimo en nuestras vidas, ya que también se requiere de una alimentación sana.


Miles de profesionales del sector fitness han atravesado distintos medios de comunicación a nivel nacional e internacional haciendo hincapié en la importancia del ejercicio físico en estos tiempos de turbulencia. Es más, Rugido Sagrado ha seguido de cerca su actualidad durante los últimos meses, con informes que muestran que la gravedad por esta enfermedad mundial, por ejemplo, no se encuentra, bajo ningún punto de vista, en los gimnasios.

Una buena nutrición resulta ser una de las claves para protegerse de algunos de los factores que aumentan el riesgo de hospitalización y mortalidad en pacientes que son portadores de COVID-19. Para echar más claridad al tema, Rugido Sagrado se comunicó con la licenciada en nutrición deportiva Marina Salmerón (MP 5312 MN 10346), quien advierte: “Las personas cada vez usan menos su cuerpo y asocian la realización de actividad física con un gran esfuerzo o algo innecesario, sin comprender que el hacerla, no solo favorece el desarrollo de masa muscular, sino que mejora la calidad de vida. Sin ir más lejos, se sabe que aquellos que transitan la enfermedad con buena masa muscular, tienen más chances de pasarla mejor. Pero realmente hay una tendencia a la ‘fiaca’”.

Nutristyle (nutristyle.fit en instagram) es el emprendimiento que lleva adelante Marina Salmerón, en donde trabaja en equipo junto a entrenadores, kinesiólogos, psicólogos y otros nutricionistas en pos de dar el mayor abordaje y acompañamiento posible tanto al deportista como a la persona que elige cambiar su estilo de vida y mantenerse activa.

La profesional, por otra parte, recomienda: “Intento que mis pacientes incorporen mas frutas y verduras a sus comidas, alimentos mas integrales y no tan procesados, y se hidraten constantemente, pero no con gaseosas azucaradas o jugos, sino con agua”. Y agrega: “Es importante no descuidar el aporte de proteínas, ya sea de origen animal o vegetal, sobretodo en personas que entrenan”.

También, los gimnasios están enlazados con la salud de las personas, y la decisión de no cerrarlos luego de las ultimas restricciones del presidente fue de una coherencia pura; los contagios en ellos son nulos, y provocan múltiples beneficios. El presidente de la Federación Argentina de Gimnasios, Natatorios y Afines (FACGNA), Marcos Aguade, dialogó con este medio sobre la situación actual: “Desde el Estado nacional, provincial y municipal se están dando cuenta de la importancia que significa en la prevención de enfermedades. También hemos puesto en la agenda el hecho de que la gente que hace actividad física y contrae COVID-19, prácticamente no llega a necesitar un respirador o una cama, y obviamente tiene menos probabilidades de contagiarse”.

Otro gran inconveniente en medio de la pandemia es el sedentarismo. Según un informe del INDEC (Instituto Nacional de Estadistica y Censos) realizado en el AMBA, casi la mitad de los encuestados dejó o disminuyó su nivel de actividad física, y se inclinó más por pasar el tiempo frente a una pantalla (TV, notebook, pc, tablet o celular). “De mis clientes, el 100% realiza actividad física, y a los nuevos se les sugiere que arranquen con algo. Me preocupan esos datos”, menciona la nutricionista.

Por último, los dueños de gimnasios reconocen el difícil momento que se está atravesando en el país a nivel sanitario y son conscientes que podrían volver a cerrar sus puertas en caso de que la situación empeore. No obstante,  Marcos Aguade es optimista y piensa: “En caso de volver a fase 1, el sector va a sufrir otro duro golpe, pero no creo que estos cierres sean extensos como pasó en 2020. Por ejemplo, lo que no podemos soportar es un parate de dos meses”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS