viernes 27 de noviembre de 2020 - Edición Nº723

Otros | 25 oct 2020

Judo

Paula Pareto volvió a competir luego de 14 meses y conquistó una medalla plateada en Hungría

La judoca Paula Pareto volvió a competir luego de 14 meses y conquistó la medalla plateada en el Grand Slam de Budapest, Hungría, al perder la final frente a la kosovar Distria Krasniqi, número dos del mundo, por waza-ari.


Por: Alan Mineo

En marzo último, Pareto estaba en Rusia para reaparecer en el Grand Slam de Ekaterinburgo, pero debió regresar al país sin haber participado, ya que la Federación Mundial de Judo (FIJ) canceló todas las competencias de clasificación para los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por la pandemia de coronavirus.

Pareto, campeona olímpica en Río de Janeiro 2016 en la categoría de hasta 48 kilos, y que no competía desde el Mundial de Tokio, de agosto de 2019, ganó tres combates este viernes y alcanzó la final del certamen húngaro. Con esta actuación, la medallista olímpica suma puntos para la carrera hacia los Juegos, que fueron aplazados para 2021. Hasta junio próximo tiene tiempo para cosechar unidades.

"Peque", de 34 años y 14ª en el ranking mundial, debutó con una victoria por ippon sobre la belga Anne Jura, número 43 del mundo. Después venció a la española Laura Martínez Abelenda (8ª, de 21 años) también por ippon, para ganar el grupo D. En las semifinales, le ganó a la serbia Andrea Stojadinov (38ª del ranking) en un combate definido por waza-ari. Y en la final, la argentina no pudo con la ganadora del Grand Slam de París, de febrero, y de una medalla de bronce en el último Mundial.

Pareto, que además de deportista de elite es médica traumatóloga, estuvo trabajando en el hospital de San Isidro y se entrenó durante varios meses en su casa, en el Cenard y en la ciudad balnearia de Santa Teresita, donde se le diseñó una "burbuja sanitaria".

Paula conquistó diez torneos de Grand Slam en su carrera, se consagró campeona mundial en 2015, ganó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos Pekín 2008 y la medalla dorada en Río de Janeiro 2016. Con aquel waza-ari a la coreana Bokyeong Jeong, le dio al judo argentino su primera corona olímpica.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS