viernes 30 de octubre de 2020 - Edición Nº695

Futsal | 23 sep 2020

Diana Paterno, dirigente de River: "El cambio es lento, pero el fútbol sigue siendo machista"

La presidenta de la Comisión de Mujeres, Género y Diversidad de River Plate, Diana Paterno, celebró la aprobación del histórico 20% para el cupo femenino en las elecciones del club para 2021, pero aseguró que el fútbol continúa "siendo machista".


Por: Alan Mineo

Paterno, quien desarrolla su segundo mandato, entendió en diálogo con Télam que "todos los clubes se harán eco" de la iniciativa de River y confirmó el llamado de colegas para interiorizarse sobre el tema.

Desde su punto de vista, el sueño de una presidenta en River es algo "lejano" en estos tiempos, pero consideró que está "más cercano que ayer" y puso como ejemplo a Lucía Barbuto, la máxima responsable de Banfield, la primera en la historia del fútbol argentino.

Paterno también cree que "falta mucho" para que se equilibren las fuerzas entre hombres y mujeres con respecto a la remuneración y consideró que para eso el fútbol femenino necesita "más empresas" para mayor inversión.

Entrevista con Telam:

¿Cómo fue el trasfondo para la aprobación del cupo femenino en las próximas elecciones?

Veníamos trabajando hace mucho tiempo. Hace un año que se presentó este proyecto, pero viene de distintas generaciones. Lo intentaron y no lo lograron. Presentamos el petitorio con mujeres de diferentes agrupaciones y espacios políticos de la Comisión de Mujeres. El 6 de agosto se aprobó en comisión directiva y el 24 por asamblea de forma unánime. Además se hizo en época de pandemia de coronavirus, donde no te podes juntar. La reunión de comisión directiva fue aprobada por la Inspección General de Justicia para que sea válida y resultó emotiva. Se hizo vía Zoom y quedará para siempre en la historia de River.

¿Recibieron el apoyo de las autoridades?

El apoyo de nuestro presidente hizo posible que salga en esta época. Era más fácil decirnos que el proyecto estaba bueno, pero que no se podía hacer por otros temas urgentes. No miraron para otro lado y se hicieron cargo. Cuando nos reunimos por primera vez con (Rodolfo) D'Onofrio nos dijo qué teníamos que hacer, nos guió para que no haya impedimentos. Nos agarramos del artículo 20 bis, de la Ley Nacional del Deporte donde habla de un cupo de 20% entre mujeres y jóvenes. Como no queríamos abrir el estatuto de River, que es muy difícil, engorroso y no se hizo nunca, queríamos hacer algo legal para que se aplique en las próximas elecciones de 2021.


¿Habrá un protocolo de actuación para la intervención ante situaciones de discriminación y violencia de género en el club?

Sí. Se aprobó el mismo día que salió lo del cupo femenino. Es un proyecto del protocolo que se redactó a cargo de la Dra. Florencia Esperón, que está muy completo, pero siempre puede haber cambios. Ojalá no se tenga que usar, pero son experiencias de vida y era necesario que River lo tenga. Es una herramienta fundamental para saber qué hacer, cómo actuar, cómo contener a la víctima.


¿Cómo analiza el accionar en el resto de los clubes sobre un trato más igualitario hacia la mujer?

A veces me preguntan porqué se tardó tanto en dar el cupo femenino y no se dio antes. Y justamente porque los años fueron cambiando y nosotras estamos ganando más protagonismo. Llegará un momento en que todos los clubes se harán eco. River es uno de los pioneros en tener este cupo femenino y es vidriera para el resto. De otros clubes nos llamaron para saber cómo lo hicimos, cómo lo logramos, qué presentamos. Queríamos empezar con este piso del 20% y está más que bien. Igual remarcamos que es un piso, porque después puede ser un 30, un 40.


¿Cuánto falta para que se equiparen las fuerzas entre hombres y mujeres en el fútbol, como la misma remuneración, por ejemplo?

Falta mucho para que las chicas vivan de lo que les gusta, de lo que hacen, como los hombres, en especial por los sueldos que se manejan. Esto recién empieza y el fútbol femenino necesita más apoyo. Va en crecimiento y ojalá el día de mañana, como en España, se llenen los estadios. Se necesitan más empresas que inviertan en el fútbol femenino porque es difícil bancar sueldos. El crecimiento es lento y, además, el fútbol sigue siendo machista. Nos están aceptando, mucho más que antes, pero después escuchas comentarios como los del periodista Mauro Viale, que revolucionó a las redes, donde dijo que las mujeres no sabíamos de fútbol, desestimó la opinión de una mujer y es un comunicador social, que está en la televisión. Por eso, falta, pero vamos por buen camino.


¿Se imaginan que River sea presidido por una mujer en el futuro?

Todas tenemos ese sueño y para eso hay que capacitarse, trabajar mucho. Hoy lo veo lejano, pero más cercano que ayer. Antes era utópico, hoy no está tan lejos. Banfield ya tiene su presidenta, en el país tuvimos una presidenta y una gobernadora de Buenos Aires; ahora es diferente.


¿Se necesita más interacción entre los clubes para que la mujer afiance su lugar en el fútbol?

Se necesita la unión de la mujer, tratando de respetar a la que le toca. Me tocó estar en una organización de clubes, con egos grandes, y no se lucía todo el equipo. Cuando no pateas para un mismo arco, es imposible que las cosas salgan. En este caso nos juntamos, cada una con sus diferencias, pero nos centralizamos en el cupo femenino y un día, entre todas, lo logramos. La unidad es muy importante. En nuestro club tenemos un presidente que sí le interesa, quizás en otros será más difícil, pero todos ven que este movimiento avanza.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS