lunes 06 de julio de 2020 - Edición Nº579

Otros | 20 jun 2020

Luis Scola: "Hay que cambiar la estructura entera del deporte argentino"

El capitán de la Selección Argentina de básquet criticó a la nueva gestión de la Confederación Argentina de Básquetbol y dijo que refuerza un sistema que está roto.


Por: Alan Mineo

Luis Scola, en una entrevista a Clarín, expresó que la organización dirigencial deportiva nacional responde a un sistema obsoleto, arcaico y que se dejó de usar en el mundo. “Es muy difícil para mí estar involucrado en esta CABB, porque muchos pertenecen al grupo de gente que nos creó el mayor daño posible que tuvimos en la historia. Vuelven para reforzar un sistema que está roto y se votan para perpetuarse. Ya vimos el resultado que tuvieron y probablemente tengan el mismo. Mi forma de entender cómo funcionaría una organización deportiva está tan en las antípodas que es imposible llegar a ningún punto medio. Está bien que se piense distinto, no tiene nada de malo. Les deseo lo mejor. Lo que yo creo que debe ser la CABB es muy diferente a lo que piensan ellos. No tengo lugar para ayudar. Si preguntás del otro lado, tendrán la misma opinión”, dijo el campeón olímpico en Atenas 2004.

Y continuó: “Nuestro sistema pertenece a un mundo antiguo que no funciona sino que fue cambiando. Pero así manejamos el deporte olímpico, que es profesional pero muchas veces es amateur, no porque no se entrene sino porque no se cobra un sueldo para vivir full time o los atletas no son tan reconocidos. Incluso donde se mantiene este sistema directivo por tradición, debajo del ala política ves un ala profesional que tiene bastante más poder que la pata política. Nosotros no reconocemos como obsoleta a esta problemática y la tratamos de reafirmar, asentar y sellar para que sea cada vez más eso. Hay que cambiar la estructura entera del deporte argentino, pero nadie dio el primer paso. La gente que maneja piensa que es un sistema moderno y que somos un modelo”.

“Escuchás hablar de la Liga Nacional como modelo y yo te digo que nadie usa a nuestra Liga como ejemplo o modelo en el mundo -explica Scola-. Es una venda en los ojos que nos tapa y nos da una falsa sensación de éxito que realmente no tenemos y alimenta un sistema obsoleto, antiguo y arcaico. Es muy difícil salir, porque la gente alimenta el sistema. Si yo te junto 20 anárquicos y te los hago votar, van a votar la anarquía y vos podés decir que sos democrático pero no lo sos. La democracia es otra cosa. Tener 20 tipos que piensen lo mismo no necesariamente significa que es el único sistema y que es democrático. La problemática va más allá del básquetbol

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS