lunes 06 de julio de 2020 - Edición Nº579

Otros | 12 jun 2020

Eduardo Raffetto, el hombre que impulsó el tenis para ciegos en Argentina


Por: Alan Mineo

Eduardo Raffetto siempre fue un apasionado al tenis. Hace más de 30 años se dedica a la docencia de este deporte. Pero hace nueve vivió un episodio que cambió su vida para siempre. “Clases de tenis para niños”, decía el cartel que tenía pegado en la puerta de su centro de entrenamiento en Caballito. Una señora lo leyó y le preguntó cómo podía hacer para que sus dos hijas ciegas se sumen a las clases. “Vénganse en una semana y veo cómo la puedo ayudar”, le contestó Raffetto. Y se puso a investigar. Consultó con profesores de educación física orientados en discapacidad, con escritores y se puso en contacto con los especialistas de la disciplina en Japón. Así nacía la vida del tenis para ciegos en Argentina.

“Desde ese momento me cambió la vida, me hizo ver otras cosas que no tenía en mente. Crecí muchísimo como docente”, contó Eduardo Raffetto, presidente de la Asociación Argentina de Tenis Para Ciegos, en diálogo con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino.

Hoy se dedica casi exclusivamente al tenis para ciegos. A nivel nacional, cuenta con más de 120 alumnos: “Los atletas tienen un desafío personal de ganas de hacer cosas. Vienen con esa carga emotiva de decir ‘lo quiero hacer’”, comentó. Y agregó que “los atletas que quieran sumarse al tenis para ciegos les diría que tienen en sus manos un desafío personal que depende de ellos mismos. Eso les va a cambiar la cabeza: les dará ganas de tener objetivos a corto y mediano plazo”.

Tenis Para Ciegos Argentina reinauguró hace semanas su canal de YouTube.  “El canal de YouTube lo remodelamos todo. Ahí vamos a encontrar ejercicios y tutoriales. Explicamos cómo dar una clase de tenis para ciegos”. Eduardo realzó en la importancia del contenido mostrado y enfatizó en la idea de que “es un canal vivo, no un canal armado. Todo lo que mostramos en los videos es vivencial. Con alumnos reales. Son nueve años de trabajo muy intensos, con mucha dedicación y amor”, cerró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS