sábado 28 de marzo de 2020 - Edición Nº479

Handball | 19 feb 2020

El fuego explosivo de Mitre iluminó la copa del Beach Handball

Los chicos de Mitre encendieron sus motores para alcanzar la meta de campeón desde la fecha 1, continuaron con una marcha perfecta por la ruta del Beach Handball y tocaron la copa con sus manos luego de vencer a Vilo en una ardiente final.


Por: Alan Mineo

El “Trenero” siempre es sinónimo de candidato a la hora de jugar en la arena, de hecho, su vitrina posee varios títulos de esa índole. En esta ocasión disputó la liga organizada por Femebal en el Parque Sarmiento y no pasó sobresaltos en líneas generales.

Producto de 10 victorias en 10 encuentros, Mitre sacó chapa en la primera fase, derrotó fácilmente a varios de sus rivales y terminó siendo el equipo más goleador del certamen. A raíz de eso, se dirigió al Final Four y en la gran final se topó con Vilo, el otro candidato.

El decisivo juego estuvo en favor de los de Vicente López en el primer set, pero como si fuese natural, Mitre se hizo fuerte en la adversidad y llevó la final a los shootout, luego de gran esfuerzo y trabajo colectivo. “Sabíamos que iba a ser complicada porque tenian muchos jugadores de selección tambien. El arquero sacó varias pelotas, pero nunca dejamos de confiar en nuestros compañeros. Fuimos muy unidos en las 10 fechas, y en la final, aun mas”, le dice Juan Mendonca a Rugido Sagrado, luego de que su hermano Gabriel, que jugó algunos partidos, partiese a jugar al Viejo Continente.

Con un calor extremo, los shootout de Vilo parecían derretir las chances de Mitre. Sin embargo, Juan apareció, igualó el marcador y las manos y piernas de fuego de Andrés Bueno se encargaron para ganar el partido. Francisco Arturo destaca las últimas acciones del arquero: “Fue una cosa de locos. Las pelotas que sacó fueron increíbles. Se puso el equipo al hombro en esa etapa, se paró super confiado y nos dio la victoria”. Y su compañero Francisco Muller agrega: “No se achicó ni un centímetro. Tuvo la frialdad que se necesita en los partidos calientes”.

Sin dudas, el titulo de campeón no hace más que realzar la leyenda de Mitre en las canchas de arena del país. El equipo tuvo la mezcla necesaria para conseguir cosas importantes: juventud y experiencia. Precisamente, el último aspecto lo destacan varios jugadores del “Trenero” en el Parque Sarmiento, quienes ponderan además otros ingredientes: “Los más jóvenes dejaron todo y se adaptaron fácilmente al juego. Supimos enfriar la cabeza en los momentos claves y nunca se nos fue un partido de las manos. El recambio fue fundamental también”, aporta Francisco Arturo a esta nota, quien pertenece a la Selección Argentina de Beach Handball.

Los chicos dejaron la piel en los 12 juegos, prepararon el ambiente con su poder de fuego y merecidamente sintieron el calor de un nuevo trofeo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS